MATE

MATE
La vida en un mate: sorber despacio y saborearlo con intensidad, que el mate como la vida, cuesta tiempo prepararlo, pero sino se disfruta al beberlo, cuando se acaba es tarde.

11 de enero de 2012

1986-2011, 25 AÑOS DE UNA PROFESION MARAVILLOSA.

de Alberto Campa Montes, el Domingo, 1 de enero de 2012 a la(s) 19:38

Se acabó 2011, y tras la nochevieja hago balance para mis amigos del año pasado, sobre todo para mis amigos de Facebook compañeros de profesión y compañeros de Turismo, que recordarán muchas de estos párrafos…



…En lo profesional si hay algo que destaca sobre el resto, es el haber puesto final a mi profesión como agente de viajes. Era 1986 y tras dos años trabajando como comercial en la editorial Salvat, dejo un trabajo con muy buenos ingresos, por comenzar a trabajar en prácticas y sin cobrar nada durante medio año en lo que en realidad me gustaba y trabajaría los próximos 25 años.
Viajes Asturias en Oviedo y Faustino Huerga me dieron la oportunidad de empezar, y al poco tiempo ganar 49.000 ptas de entonces abriendo una nueva agencia de Viajes Aramo en Gijón, con las que pagar también los estudios en la Escuela de Turismo de Asturias durante los siguientes tres años, y que en aquella época ya superaban el medio millón de pesetas de coste. Era paradójico que el sector que más ingresos y divisas reportaba, fuera de enseñanza privada su carrera en casi toda España.


En aquellos años comencé también a viajar como guía en muchos viajes, atrayéndome sobre manera mis andanzas por los países árabes. Que sensación inolvidable ver por primera vez la Plaza Djemaa el Fna de Marrakech, o descubrir Abu Simbel en Egipto en los años ochenta, todavía había poco turismo y el mundo islámico era mucho más fascinante que hoy en día.


Pero sin duda la ciudad que mejor conocí y donde más viajé como guía fue Paris, desde mi primera ocasión en el año 89 acompañando a mis compis de tercero de turismo en el viaje de fin de carrera, hasta hace unos pocos años fueron más de una veintena las veces en que he tenido ocasión de trabajar, en la para mí, ciudad más bonita del mundo. Asimismo, como guía, tuve la oportunidad de acompañar a muchos grupos de ski por una docena de estaciones de los alpes italianos y franceses, con remontes e instalaciones muy novedosas en la época, como los telefericos del Monte Bianco en Courmayer o los enormes Jumbo de las Nieves de Courchevel y Val Thorens con capacidad para transportar 150 personas de cada vez.

Luego vendrían otras muchas empresas, Viajes Internacional Expreso, Xana Tours, Tour XXI, Halcón Viajes…En todo este tiempo, que de cambios, casi todos buenos. De mantener conversaciones y reservar hoteles en todo el mundo con el fenomenal y hoy olvidado telex, hasta el increíble momento de enviar el primer fax o acostumbrarse al hoy imprescindible email. Pasar de calcular los precios de los billetes aéreos por millas buscando en unos grandísimos tomos de referencia, hasta sacar el precio instantáneamente de cualquier trayecto mundial por internet, pero también de ser una pequeña enciclopedia para los viajeros a base de conocer y asesorar haciendo muchos educacionales e interlines, a ser mero espectador de decisiones subjetivas de foros de internet, unas veces acertadas y otras veces muy equivocadas.


Pasaron los años trabajando como agente de ventas, comercial, guía, director de varias oficinas, en minorista y mayorista, dentro y fuera de la oficina, vendiendo producto y creando producto, con muchísima ilusión y pasión, la mitad de esos 25 años por cuenta ajena y la otra mitad más reciente por cuenta propia con varias agencias de Barceló Viajes en propiedad, pero todo tiene un comienzo y un final, y ese final se fue fraguando en estos últimos años, donde el sector ha ido cambiando y nosotros con él, hasta el punto de perder el aliciente que durante tantos años hizo que se ayudara a cientos, miles, de clientes a elegir destino, aconsejar hoteles, excursiones, destinos o simplemente convertir, en la mayoría de los casos, sueños de catalogo en realidad de vivencias. Todo cambia, todo se transforma y hay que cambiar con el mundo o te quedas atrás, sin recorrido, sin camino.


Pero doy las sinceras gracias a una profesión que durante tantos años me dió particularmente la oportunidad de conocer a muchísima gente, de aquí y de allá, muchos sitios de lo más diferente, más de mil ciudades en casi cien países de todos los continentes, un orgullo y satisfacción para alguien que tiene ganas de seguir conociendo pueblos, ciudades, gentes y paisajes hasta que físicamente el cuerpo de viajero aguante el trote de mi gran pasión: viajar y viajar. Si hay algo donde se estudian todas las carreras al mismo tiempo y donde se aprende de todo, ese algo es “UN VIAJE”.



Un abrazo a todos los viajeros, los de antes, los de ahora y los que se irán adentrando a conocer cada vez, más y más mundo. Feliz año 2012 a todos, que se cumplan vuestros sueños, NAMASTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada